Select Your Style

Choose your layout

Color scheme

parque de cabarceno

10 Lugares imprescindibles para visitar en Cantabria con niños

Cantabria tiene una extensión de poco más de 5.000 m2 y cuenta con una riqueza natural y cultural enorme. Es un lujo vivir en un lugar que te ofrece tantos recursos turísticos a menos de una hora de tu casa.

Aunque me ha costado mucho elegir, aquí te traigo mis 10 sitios imprescindibles si visitas Cantabria con niños. Creo que este post merecerá una segunda parte dada la gran cantidad de sitios chulos que se han quedado fuera.

1. PARQUE DE LA NATURALEZA DE CABARCENO

Situado a menos de 20 kilómetros de Santander y muy bien comunicado, se encuentra el Parque de Cabárceno, la auténtica joya de la corona del turismo familiar en la región.

El Parque lberga una enorme variedad faunística, tanto las especies ibéricas autóctonas de Cantabria (osos, lobos, ciervos, rebecos, etc,) como otras muchas propias de Africa y Asia, cuya enumeración resultaría larguísima: gorilas, leones, tigres, jirafas, cebras, elefantes, hipopótamos, avestruces, hienas, monos, etc. caracterizándose frente a otros zoológicos por los amplios espacios con que cuentan los animales para su desenvolvimiento. Además existe un reptilario en el que pueden verse numerosas variedades de culebras y serpientes, y también hay un bonito lago (Pozo del Acebo) donde se puede practicar la pesca.

Foto: Parque de Cabárceno

Al ser un parque muy grande mi recomendación es dedicar un día especialmente desde por la mañana a realizar la visita. Hay muchos animales que ver y con niños todo se hace a otro ritmo.

La visita se realiza con el coche, ya que los desplazamientos entre las zonas donde están los animales pueden ser demasiado largos y empinados para los peques. El parque tiene una muy buena señalización, así como aparcamientos cerca de todas las atracciones.

No te pierdas las exhibiciones con animales, especialmente las aves rapaces.

2. CUEVA EL SOPLAO

Recién cumplidos los 10 años desde su apertura, la visita a la Cueva el Soplao se ha convertido en imprescindible para todos los viajeros que visitan Cantabria. La cueva está situada entre los municipios de Herrerías, Valdáliga y Rionansa, en lo alto de la Sierra de Arnero, a una altitud de 540 m. El entorno constituye un enclave con espléndidas y profundas vistas sobre la Sierra de Peña Sagra, Los Picos de Europa, el valle del río Nansa y el Mar Cantábrico.

La Cueva se situa en la antigua mina de La Florida, de la que se extraían diferentes minerales y está considerada como única a nivel mundial por las formaciones que se encuentran dentro de ella. Algunas con un origen inexplicable como las excéntricas.

La visita turística a la cueva es accesible para todos los públicos, si bien no están permitido el acceso de sillas de bebés y se facilitan unas mochilas portabebés.
El acceso a la Cueva se realiza con una réplica de un tren minero lo que supone un aliciente para los más pequeños que disfrutan un montón con el viaje, que no por corto se hace menos divertido.

Foto: www.turismodecantabria.com

3. PENÍNSULA DE LA MAGDALENA

Aunque Santander es conocida por su bahía y sus playas urbanas, no podemos dejar de recomendar la visita a la Península de la Magdalena. Un lugar precioso con muchas rincones que sorprenderán a toda la familia.

Este parque cuenta con una extensión de 24,5 hectáreas y se accede a él caminando. Cuenta con un tren turístico, conocido popularmente como El Magdaleno, que por 2,15€ los adultos y 1,45€ de 3 a 10 años realiza un recorrido por toda la península.

Este parque ofrece diferentes atracciones para los visitantes, desde el parque de animales con pingüinos y focas, pasando por las réplicas de las Carabelas del descubrimiento de América o el imponente Palacio de la Magdalena, sitio de retiro veraniego de los reyes en el siglo pasado. Además existen zonas habilitadas para comer de picnic, y en verano cuenta con una cafetería con una gran terraza al lado de una zona de juegos.
En definitiva un lugar donde disfrutar al aire libre en la ciudad y con unas vistas impresionantes del mar Cantábrico y la Bahía de Santander.

Foto: Turismo de Santander

4. SANTILLANA DEL MAR

La villa medieval más famosa de Cantabria es una visita indispensable para todos los que acuden a Cantabria. Caminar por sus empedradas calles, visitar la Colegiata románica, comprar algún recuerdo a los artesanos del lugar, todo esto puedes disfrutarlo en Santillana del Mar.

Además de todo lo anterior, te recomendamos visitar la Neocueva, réplica exacta de las Cuevas de Altamira, que actualmente no pueden visitarse por cuestiones de conservación. La visita te acercará a la era prehistórica y descubrirás como vivían nuestros antepasados.

Por último, en Santillana del Mar también puedes disfrutar del Zoo, uno de los más importantes de España con 40 años de historia, y en el que encontrarás especies de los cinco continentes.

Y no te puedes perder el Festival Internacional de Títeres Bisontere, que se celebra durante el mes de mayo.

Foto: www.eltomavistasdesantander.com

5. TELEFÉRICO DE FUENTE DÉ

En pleno corazón de los Picos de Europa, el Teleférico de Fuente Dé, que salva un desnivel de 753 metros, situando al viajero en los 1.823 metros de altitud en tan sólo 4 minutos, a una velocidad de 10 m/s. Desde la estación superior el visitante se sobrecogerá por un paisaje de inmensa belleza. Un espectáculo natural no apto para las personas con vértigo.

Fuente Dé está considerada como una de las 7 maravillas de la naturaleza en España, por lo que la visita es más que obligada. Además puedes aprovechar el día para visitar lugares cercanos como Potes, situado a 20 kilómetros de Fuente Dé. En el centro de la comarca de Liébana, descubrirás un pueblo con mucho encanto lleno de callejuelas cargadas de historia, e imponentes caserones que te trasladarán a otra época.

Así mismo te recomendamos degustes la gastronomía de la zona, con el famoso cocido lebaniego a la cabeza y que pruebes los licores artesanos y el orujo; tan importantes para la zona que se celebra una fiesta en su honor en otoño.

Fuente: www.hoteltorresport.com

6. EL NACIMIENTO DEL EBRO

El río más largo de España nace en Cantabria, más concretamente en la pequeña localidad de Fontibre, muy cerca de Reinosa. Una excursión muy apetecible, para mostrar a los niños como aparece el agua de entre las piedras y da lugar a uno de los ríos más importantes de la península ibérica. La zona es accesible para ir con carritos o sillas de paseo y tiene una pequeña ruta para disfrutar del bosque de chopos y fresnos que rodea al monolito con la Virgen del Pilar que indica el nacimiento del Ebro.

Hay mesas disponibles para hacer picnic al lado del rio, aunque en el pueblo hay algunos establecimientos en los que se come estupendamente. Yo te recomiendo el Fuentebro, con el comedor con vistas al nacimiento del río.

7. BÁRCENA MAYOR

Situado en la Reserva Nacional del Saja, en pleno valle de Cabuérniga no podemos dejar de visitar este pueblo típico cántabro, sin duda uno de los más bellos de la región. Por sus calles empedradas los niños descubrirán rincones llenos de historia. Por estas tierras pasó el emperador Carlos I de viaje hacia Castilla de vuelta de Flandes.

Además del encanto del pueblo, no podemos olvidar su gastronomía. El mejor lugar para probar el cocido montañés o la carne de caza y el pescado de río.

barcena mayor cantabria

Foto: www.guiarepsol.com

8. BOSQUE DE SECUOYAS EN CABEZÓN DE LA SAL

¿Te imaginas la cara de tu hijo cuando vea un arbol de más de 30 metros de largo? Que haya secuoyas en Cantabria no es habitual, se trata de una plantación que se hizo en los años 40 para repoblar el monte de Cabezón de la Sal.

Pasear entre los grandes árboles es toda una experiencia, que sin duda sorprenderá a toda la familia. Además la oficina de turismo de Cabezón ofrece visitas guiadas. Llama al teléfono 942 700 332 para más información.

Bosque de Secuoyas Cabezón de la Sal

Foto: www.cantabriarural.com

9. PUEBLA VIEJA DE CASTRO URDIALES

Castro Urdiales es una villa marinera con un centro histórico muy interesante. Su patrimonio monumental está formado por la iglesia de Santa María, -la mejor obra gótica de Cantabria (construida entre los siglos XIII y XV)-, el castillo-faro que se ubica junto a ella y el bello puente medieval y la ermita de Santa Ana. El conjunto constituye la imagen más representativa y hermosa de la localidad.

Si tienes la oportunidad no te pierdas sus dos celebraciones más importantes: en Semana Santa, la pasión viviente y en verano el desfile del Coso Blanco.

Castro Urdiales Cantabria

Foto: Luciano Paniagua Montes (minube.com)

10. SAN VICENTE DE LA BARQUERA

De punta a punta de la región. Otra villa marinera con mucho encanto y una estampa bellísima de los recursos naturales de Cantabria. Enmarcada entre los imponentes Picos de Europa y la bravura del Mar Cantábrico.

La puebla vieja de San Vicente de la Barquera es un conjunto monumental que incluye la Iglesia de Santa María de los Ángeles, el Castillo y restos de una muralla, entre otros edificios históricos. Así mismo la villa está rodeada de playas de ambiente familiar que harán las delicias de todos los visitantes.

Y el puente de acceso a la villa concede deseos, eso si ¡hay que cruzarlo sin respirar!

san vicente de la barquera

Nos hemos quedado con algunas ideas en el tintero, así que permaneced atentos porque muy pronto ampliaremos la lista.

¿Cual es tu lugar imprescindible para visitar en Cantabria?

 

No Comments

Enroll Your Words

To Top